saltar al contenido

Alex de la Iglesia

Crisis en griego es cambio y el cambio es acción. Nadie se podía imaginar hace años a donde nos podía llevar Internet. Internet no es el futuro, es el presente, sirve para que millones de personas se comuniquen. Es la nueva ventana que se nos abre al mundo. No tenemos miedo a Internet. Internet es la salvación de nuestro cine.” Así hablaba anoche el aún Presidente de la Academia de Cine, Alex de la Iglesia, en su discurso en la gala de los Premios Goya. Un discurso que sonó como una ráfaga de aire fresco en una industria atrincherada en los derechos de autor, el precio de taquilla y los lobby de influencia.

En realidad, Internet no es la salvación de nuestro cine. Es, más bien, su única salida, como la de tantos otros sectores de producción que están avocados a una realidad diferente. El sonido no fue la salvación del cine mudo, sino su alternativa natural. Después, el color tampoco fue una opción, sino el paso lógico en una evolución impulsada por las nuevas posibilidades de un medio que generaba otras expectativas en la sociedad.

Las oportunas palabras de De La Iglesia pueden interpretarse como si Internet fuese tan sólo una alternativa más al medio cinematográfico, o al musical, o al televisivo. Pero el verdadero fenómeno no es ese. Lo que Internet está propiciando –inexorablemente- es una transformación en la manera de generar, divulgar y consumir contenidos. Se puede interpretar del discurso del Presidente de la Academia que los cineastas han de contar con el nuevo medio para dar a conocer sus producciones, cuando el cambio consiste en que los creadores ya no serán más un grupo de elegidos con acceso a las fuentes de financiación y a los medios de difusión. Desde que cada persona anda por el mundo con una cámara de video y fotos en el bolsillo, y puede editar y difundir sus imágenes, textos y secuencias en un medio de acceso libre y gratuito, emisores y audiencia son una misma cosa. Cayeron, pues, las fronteras que han mantenido a unos y a otros en lados distintos del proceso de comunicación.

Chaplin

Solo ganaremos al futuro si somos nosotros los que apostamos por ideas imaginativas” dijo también Alex de la Iglesia. Y es verdad. Ojalá, el cine, la música, la prensa, la literatura y el arte, tomen conciencia de que tales ideas imaginativas no consisten en hacer lo de siempre, pero en otro medio. No se trata de eso. Ahora se trata de hacer cosas nuevas de maneras distintas en un contexto de diálogo y gratuidad donde los modelos de negocio no serán el fruto de simples intercambios legalmente protegidos para restringir el acceso o la divulgación. Para esto, es necesario olvidar cómo ha venido siendo la industria, para dejar paso a una forma nueva de pensar. El problema es que si hay algo más difícil que ‘aprender’, es ‘olvidar’ lo que ya se aprendió para dejar paso a lo nuevo. Sólo así se producen las crisis, esto es, los cambios.

Victor Molero, Inmigrante Digital ISDI

Deja tu comentario

Un comentario

  1. Marketing digital Sevilla8 febrero, 2013

    El dia que vi en television el discurso de Alex de la iglesia creo que fue la primera vez que escuchaba a alguien decir algo sensato acerca de la relacion entre la industria del cine y internet.

Escribe un comentario

Sólo publicaremos comentarios adecuados, todos los que se salgan de esta temática serán descartados, así como los promocionales, susceptibles de afectar a derechos de terceros o de vulnerar las leyes.

Puedes usar algo de HTML:<a href>, <strong>, <blockquote>, <br/>, <p>, <em>, <ul>, <li>.
Los párrafos y los retornos de línea también se incluyen automáticamente.

  1. (requerido)
  2. (requerido y no publicado)
  3.