saltar al contenido

da-vinci

Hace poco más de un siglo, un avance tecnológico revolucionó las estructuras industriales, sociales y humanas del mundo occidental: la introducción y popularización de la electricidad como fuente de energía popular, barata y accesible a todos.

Hasta entonces, la producción era muy ineficiente, ya que los industriales dedicaban muchos recursos en autoabastecer de energía a sus propias fábricas, hasta el punto que una gran parte del proceso industrial era la generación de energía propia. Con la distribución eléctrica a gran escala, las fábricas se conectaron a redes de energía barata y su foco se concentró en las mejoras de producción, desarrollándose las cadenas de montaje y posteriormente toda una estructura de máquinas herramienta y de robótica industrial.  Cambiaron los roles en el trabajo, desaparecieron oficios con gran tradición y otros sufrieron dramáticas transformaciones. Pero también aparecieron muchas nuevas profesiones con mayor componente intelectual que permitieron progresar a una nueva clase media.  Muchas empresas quebraron, como la fábrica de hielo Ice Company, que no pudo competir con los refrigeradores eléctricos.  Otras supieron adaptarse al cambio, como aquel fabricante de velas que reorientó su producción industrial a la fabricación de jabones y detergentes: Procter & Gamble. La estructura social se dislocó: hasta ese momento la familia vivía estrechamente unida ya que se estructuraba alrededor de la chimenea o el fogón, su ritmo horario común era el del sol y se compartía la luz de una vela o un quinqué para leer o estudiar. Con la electricidad, cada individuo pudo aislarse en la luz y calor de su propia habitación independiente o vivir una vida ajena al ritmo solar en ciudades que nunca duermen. El mundo como lo conocíamos cambió, llevando a la humanidad a una nueva época.

Hace apenas 20 años un nuevo avance tecnológico llamado internet inició su desarrollo, y en los últimos 5 estamos notando su poderosa influencia en la industria, comercio, entorno laboral, sociedad y desarrollo del ser humano. Sí, es otra revolución industrial como la de la electricidad, pero su efecto va a ser mucho más disruptivo, rápido y global. Porque a diferencia de las anteriores cuyo impacto tomó tiempo y pudo ser asimilado gradualmente por la sociedad, internet se está implantando en el lapso de apenas una generación.  Es una mente colmena que comparte y aprende de cada una de sus células, que genera círculos virtuosos y economías de escala y por tanto progresa geométricamente.  Además, internet carece de un epicentro único, por lo que su penetración e influencia adquiere escala planetaria, llegando incluso a desequilibrar el actual statu quo del poder mundial establecido.  Y cuenta con poderosos aliados: toda una nueva generación de nativos digitales que ya han olvidado que existía un mundo sin internet.  Y no cabe duda de que también tiene muchos detractores: muchos han construido su modelos de negocio sobre ineficiencias que internet soluciona, e intentarán perpetuarlos a toda costa.

No se puede insistir en seguir leyendo con un quinqué existiendo bombillas de bajo consumo.

Admitámoslo: internet está cambiando nuestra vida y ya no es excusa pensar que a mí no me va a tocar. Sí te va a tocar.  De hecho te está tocando ya, puesto que hace tiempo que no compras un billete físico de avión o que no mandas una carta manuscrita o que no revelas tus fotos o que para resolver tus dudas no abres esos bonitos tomos de la enciclopedia que decoran tu salón.  Y afirmaciones como “internet nunca acabará con los libros o los periódicos de papel” carecen de sustancia: los caballos siguen existiendo, pero viajamos mayoritariamente en coche.

No es una época de cambios. Es un cambio de época.

Y para las personas las claves de ese cambio se basan, en gran parte en la actitud. Ya lo dice Guy Kawasaki: “Be positive, my friend”.  Por lo tanto, relajémonos y estemos atentos a las oportunidades.  Asumamos que las habilidades y capacidades que  requiere la nueva era son otras y que somos nosotros los que tenemos que adaptarnos urgentemente porque nuestro puesto de trabajo o modelo de empresa está ya o estará pronto en entredicho.  Aprendamos como cuando teníamos 5 años e integremos las potentes herramientas y características digitales a nuestro marketing, actividad comercial, generación de contenidos, servicios y productos, modelos de negocio, manera de relacionarnos, de trabajar, de disfrutar de la vida…  Porque no hacer nada es profundamente suicida y en cambio tomar acciones nos eleva a una nueva etapa de la humanidad.

Bienvenidos al optimismo digital…

Deja tu comentario

11 Comentarios

  1. Alvaro Fdez-Fournier — 15 diciembre, 2010

    Me siento plenamente afectado por este cambio de época y animo a los que como yo, aspirante a emigrante digital, rompan las barreras mentales y entren en contacto con este mundo digital tan apasionante.
    Como todo en la vida la actitud y pasión que se ponga será proporcional al disfrute del viaje y como nos dijo una persona muy inspiradora ” ni miedo, ni pereza ni vergüenza”
    Como dijo Darwin “No sobrevivirán ni los más fuertes ni los más inteligentes sino aquellos que mejor se adapten a los cambios”

  2. Yolanda — 15 diciembre, 2010

    A la mayoría de los que ya tenemos 40 nos costó bastante (a mi, por lo menos) apretar por primera vez el botón que nos abría una ventana al mundo MS-DOS…Abrir ese botón y un tiempo después conectarse con el Netscape Navigator fueron experiencias emocionantes, que nos llevaron poco a poco hacia la globalización. Casi sin darnos cuenta empezamos a navegar y después llegó todo lo demás. Es cierto que el papel aún tiene mucho encanto pero ahora, cuando vuelo, me llevo el Ipad que pesa mucho menos que los libros gordos…
    Ahora me encanta ver a mis hijos y a mis padres haciendo lo mismo desde sus portátiles, notebooks, Ipads y demás cacharrería maravillosa
    Fantástico artículo Nacho
    Suerte en tus proyectos

  3. Alex22 diciembre, 2010

    Hola! Acabo de descubriros. He navegado por un par de páginas y me gusta lo que veo. Es más, me encanta vuestra propuesta. Os deseo muchos éxitos y espero leeros muy a menudo.

    Salu2.0!

  4. Eduard Torres7 octubre, 2011

    Participando en un debate en Twitter y escuchando a Nacho de Pinedo descubro este interesante blog. A mis casi 50 primaveras, no os quiero ni contar lo que me costó la reconversión profesional de periodista de ‘calle’ a ‘digital’. Muchas cosas parten de la misma raíz, otras (concepto de escritura, espacios, lenguaje) se han transformado aunque gran parte de lo aprendido ‘pateando’ ruedas de prensa, presentaciones y elaborando reportajes fisicamente tangibles, sirven “muy y mucho” en esta era comunicativa digital donde se utiliza con demasía el RT y el copiar-pegar. Una lástima porque existe mucha creatividad. Seguiremos investigando :)

  5. NachodePinedo7 octubre, 2011

    Gracias Eduard por tu comentario. Lo de los 50 años es una anécdota. Conozco grandes optimistas digitales de mucha más edad y auténticos deprimidos analfabetos digitales de 20 años. Lo importante es la actitud…

  6. Janina — 16 noviembre, 2011

    Encontrè esta pagina por una referencia de mi Universidad, lo cual ha sido muy interesante, aunque todavia no tengo web, he trabajado mucho en blogs, me gusta mucho esta area y quisiera tener los ingresos necesarios para vivir de esto, aunque tengo mucho que aprender en este cambiante mundo.

  7. tarotistas11 mayo, 2012

    Hola son ustedes uno de los blogs mas intelegente dinamico y trabajado que he visto definitivamente me encanta el stilo del contenido que tienen de ahora en adelante me veo obligado a seguirlos gracias

  8. Alex27 mayo, 2012

    Internet significo un gran cambio pero no somos conscientes de los muchos cambios que estan por venir y que cambiaran nuestras costumbres y formas de vida. Todo sea para tener mejor calidad de vida…

  9. Fernando Rivas22 noviembre, 2013

    Yo vivo en Paraguay, un país pero SUPER subdesarrollado, y a veces cuando me pongo a pensar… me olvido que hace tan sólo 2 o 3 años, yo no tenia una “profesión” me era, pero imposible “soñar” con tener un trabajo, que fuese mío, como emprendedor, y que tenga noción de qué hacer con ello… wow! en serio por eso me encantó el titulo, el de “es un cambio de época” y hasta el de “optimismo digital” ;)

    Saludos desde Asunción y a seguir sumando éxitos

  10. Julio29 julio, 2014

    … de la nueva conciencia …

Escribe un comentario

Sólo publicaremos comentarios adecuados, todos los que se salgan de esta temática serán descartados, así como los promocionales, susceptibles de afectar a derechos de terceros o de vulnerar las leyes.

Puedes usar algo de HTML:<a href>, <strong>, <blockquote>, <br/>, <p>, <em>, <ul>, <li>.
Los párrafos y los retornos de línea también se incluyen automáticamente.

  1. (requerido)
  2. (requerido y no publicado)
  3.