saltar al contenido

 

ligar_internet

Redes sociales. Están en nuestro día a día, han invadido nuestra vida personal, y no paramos de hablar de ellas en un ámbito laboral.

Por múltiples razones: porque en ellas es donde se relaciona la gente; donde deben estar las marcas si quieren llegar a su público, y conversar con él; porque a diferencia de los medios y publicidad tradicional, es un canal en el que se puede entrar con inversiones mínimas; por su gran potencial viral. Etc. etc. etc.

Pero no se liga simplemente por ir a la discoteca. No sirve con estar en el lugar de moda, sonreír, bailar, y echar tu rollo al chico que tienes a tu lado en la barra del local.

Ir a la discoteca es sólo el primer paso, y como no hayas planificado bien tu salida, no te vas a comer un rosco.

Si no vas mona vestida, un punto menos. Si con tu fácil sonrisa evidencias una ortodoncia complicada, ya habrás perdido dos. Si bailando no muestras el más mínimo ritmo, tres. Si tu discurso es egocéntrico y aburrido, incapaz de despertar el más mínimo interés, se te habrá escapado el cuarto. Y no voy a seguir, que sólo tenías cinco, y si seguimos por aquí no te va a hacer caso ni el barman…

Antes de ir a la discoteca, tienes que tener muy claro que ligar no es tarea fácil, que hay muchas chicas estupendas, y que tendrás que hacer lo imposible si quieres gustar.

Vestir como marca la moda. Sorprender a todos con tu ritmo y efusión. Divertir con sorprendentes experiencias e inverosímiles anécdotas. Así, lejos de perder tus puntos los multiplicarás. Te pedirán el teléfono. Hablarán de ti. Te perseguirán para volver a quedar.

Para una marca, las redes sociales son como las discotecas. No les servirá con estar. Para que su presencia tenga sentido y les aporte valor tendrán que apasionar. Conectar con su público a partir de intereses y aficiones comunes. Contarles experiencias únicas. Interactuar con maestría, generar espectáculo, mostrarles virtud.

Ha evolucionado la tecnología, y nos han invadido de teoría. Pero la esencia no ha cambiado. Más allá de la técnica y la razón, el secreto está en la capacidad de generar emoción.

Y esto es lo que no es fácil. Ni en redes sociales, ni en la vida real. Ni para las marcas, ni para las personas.

Y ahí está el reto. En ser interesantes día tras día. En no dejar de sorprender nunca. En la capacidad de enamorar, emocionar, apasionar.

 

Deja tu comentario

Un comentario

  1. Marketing digital Sevilla8 febrero, 2013

    Coincido totalmente contigo, no consiste solo en “estar alli” hay que aportar algo mas.

Escribe un comentario

Sólo publicaremos comentarios adecuados, todos los que se salgan de esta temática serán descartados, así como los promocionales, susceptibles de afectar a derechos de terceros o de vulnerar las leyes.

Puedes usar algo de HTML:<a href>, <strong>, <blockquote>, <br/>, <p>, <em>, <ul>, <li>.
Los párrafos y los retornos de línea también se incluyen automáticamente.

  1. (requerido)
  2. (requerido y no publicado)
  3.